domingo, 26 de mayo de 2013

OPINIÓN: "Providencia 0030 - ¿La solución a todos nuestros problemas?"

Cuando tuve conocimiento de la existencia de nuevas providencias administrativas en materia de retenciones de impuesto al valor agregado me invadió una sensación de tranquilidad  tremenda, parecía obvio que muchas inconsistencias tenían que haber sido corregidas por el grupo de personas encargadas de redactar el “texto nuevo”, en particular de la correspondiente al sector privado, la Providencia Administrativa 0030 que sustituye a la 0056.

Una vez que tengo el texto a la mano me dispongo a planificar un marco comparativo entre ambas Providencias (0030 vs 0056), cancelé todas mis citas del día, me comuniqué con mi pequeña hija que me esperaría en la tarde y le comento que posiblemente lo dejaremos para el día siguiente porque algo urgente surgió, este análisis comparativo me iba a tomar toda la noche, eso era lo que el optimismo exacerbado y sentido común  me indicaban, pero una vez más mis esperanzas y las de todo un inmenso grupo de personas que trabajan con procesos relacionados a las celebres retenciones de impuesto al valor agregado fueron a tener al desagüe.

Tarjetas Corporativas.

El hecho es que el marco comparativo solo me tomó cuarenta y cinco minutos en ser elaborado y más entretenido que éste resultó ser la película que afortunadamente si tuve tiempo de ver con Massiel, la diferencia más palpable, por no decir lo único que impacta de manera directa el trabajo de muchos profesionales es la eliminación de la EXCLUSIÓN REFERIDA AL USO DE TARJETAS DE DÉBITO Y CRÉDITO que tuviesen como titular al agente de retención,  casos para los cuales la retención de impuesto al valor agregado no tenia efecto. Esto evidentemente era una herramienta para muchos planificadores a la hora de pagar cierta categoría de gastos, de esta manera las complicaciones en intercambios de documentos al momento del pago (Evidentemente de contado y fuera de las instalaciones de la empresa) eran inexistentes.

Pues bien, la herramienta ya no está y las complicaciones con que lidiar no se harán esperar, lo cual es una costumbre para los tributaristas en este país, que deben  nadar contra la poderosa corriente de una administración tributaria nacional que no conoce límites en términos de voracidad fiscal e improvisación normativa, a mi modo de ver debieron corregirse muchos escenarios, de los cuales voy a esbozar un par de ejemplos.

¿Por qué no haber cambiado?: APROVECHAMIENTO DE LA RETENCIÓN UNA VEZ VERIFICADA EN EL PORTAL.

La plataforma del portal fiscal es muy sólida, de eso no cabe ninguna duda, cada vez son adicionados elementos que nos permiten hacer mejor nuestro trabajo, uno de estos elementos es la visualización de las retenciones de impuesto al valor agregado efectivamente pagadas por nuestros clientes agentes de retención. Si tenemos esta ventaja es realmente incomprensible que la Providencia Administrativa 0030 se siga basando en la condición de poseer el comprobante, estamos en presencia de procesos meramente electrónicos pero a pesar de eso el contribuyente debe esperar a tener la posesión del documento o a recibir un correo electrónico con el mismo, en mi humilde opinión es inconcebible y debió corregirse, se debía mantener la existencia del comprobante (Estrictamente electrónico), pero con la opción para el contribuyente de aprovechar lo que aparezca en el portal como pagado por el agente de retención (Cliente), si ya la administración recibió lo correspondiente de parte del agente de retención, si el agente de retención ya aprovechó el crédito fiscal de la factura involucrada, ¿POR QUÉ EL EMISIOR DE LA FACTURA DEBE ESPERAR EL COMPROBANTE SI YA LA RETENCIÓN APARECE EN EL MISMISIMO SISTEMA DEL SENIAT?, sin mencionar que el débito fiscal también fue declarado, hasta con la excusa de una filosofía “Planeta verde” se ha podido hacer este cambio.

¿Por qué no haber cambiado?: NÚMERO DE CONTROL EN COMPROBANTE DE RETENCIÓN.

Cuando entró en vigencia la Providencia Administrativa 0257 en materia de facturación (Hoy derogada por la 00071), la misma otorgó a las facturas emitidas mediante maquinas fiscales la cualidad de generar Crédito Fiscal, esto en contraposición al Artículo 57 de la Ley de Impuesto al Valor Agregado (UM 2007),  lo cual es ilegal y convertía a la Providencia en nula, en ese momento la administración tributaria nacional se encargó de plantear que el número de control era equivalente al número de serial de la maquina fiscal, lo cual es un chiste de muy mal gusto. El caso es que eso trajo consigo que en el comprobante de retención y en el archivo de texto (.txt) hubiese un vacio con respecto a ese dato, se organizaron talleres por parte de la administración tributaria nacional para justificar la genialidad de que una Providencia contradiga a una Ley Especial llegando a varias conclusiones, una era colocar un cero como número de control, otra fue “N/A”, otra fue el mismo número de documento o el fulano número de serial de la maquina fiscal que no es precisamente un número de control.

Nuevamente hubo falta de homogeneidad en los criterios de las diferentes regiones y hoy por hoy aun sobreviven discusiones en ese sentido, todo a partir de una Ley violada por ellos mismos (Seniat) y por eso hay que ratificar que LAS FACTURAS DE MÁQUINAS FISCALES NO GENERAN CRÉDITO FISCAL, de conformidad con el Artículo 57 de la Ley de Impuesto al Valor Agregado (UM 2007), pero una vez más tuvimos que obedecer a una Providencia que era ilegal, lastimosamente la obediencia es la principal virtud de este gremio.

Pues bien, lo mínimo exigible es que ordenen sus improvisaciones, siendo así esto debió dejarse planteado en la Providencia nueva, una pauta a seguir, en virtud que cada contribuyente lo hace a su manera y existen clientes objeto de retención que hasta exigen el comprobante de manera particular, lo cual también es inaceptable para el agente de retención, cabe destacar que existe un documento que se ha corrido como doctrina del seniat en este sentido y es falso, Ver aquí: http://www.mileoconsultores.com/downloads/Documento_Falso_texto_montado_cuidado.pdf 

Finalmente.

En conclusión, el cambio fue solo de forma, conducente a una mayor recaudación y eso no es de extrañarse, pero existen muchos detalles que debieron discutirse, modificarse y ponerse en práctica de una manera más operativa para el contribuyente, aunque esto suene un poco cándido imaginarlo no deja de ser lo que debemos exigir.

ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE FACEBOOK - CONSULTORES TRIBUTARIOS VENEZUELA








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada